MiscelaneaSociales

Ayuda a mantener la buena salud
El plato de Harvard, lo último en alimentación saludable

Se basa en el consumo de vegetales

Los últimos estudios en salud y nutrición han consolidado al plato saludable (diseñado por la Harvard School of Public Health) como “una guía para crear comidas saludables y equilibradas, ya sean servidas en un plato o empaquetadas para llevar en la merienda o el almuerzo”. 

Las razones para que el plato saludable de Harvard haya desbancado a la pirámide tan conocida y usada en décadas pasadas, son bastantes:

En primer lugar, la pirámide incluía a los cereales en la dieta, mientras que el plato señala que las frutas, vegetales y hortalizas deben tener un aporte del 50% diarios (un porcentaje bastante considerable en comparación al de la pirámide).

Otra razón por la que el plato ha cobrado popularidad, es que estimula a los consumidores a crear platos variados y con todos los nutrientes para todas las necesidades y gustos.

El modelo del plato saludable de Harvard, además, permite crear dietas si se desea perder peso, por encima de las dietas muy restrictivas.

En resumen, el plato saludable se caracteriza por incluir cereales en la dieta diaria, pero en poca cantidad, y darle prioridad al consumo de vegetales, lo cual ayuda a mantener una buena salud, variar mejor los alimentos y también para mantener un buen peso.

CARACTERÍSTICAS DEL PLATO VEGETALES

Debe cubrir el 50% del plato. Mientras haya una mayor variedad de vegetales, mejor. Respecto a las frutas, la variedad también es importante: los colores son una guía práctica para variarlas (entre más colores, mejor): 

ACEITES

Los más recomendables son el aceite de oliva o el de canola para cocinar o también para acompañar las ensaladas. Hay que limitar el uso de mantequillas y grasas trans.

AGUA

De preferencia, hay que tomar agua natural. Se puede incluir té o café y limitar la ingesta de leche y otros lácteos. Respecto al jugo natural, basta 1 vaso pequeño al día. Evita las bebidas azucaradas.

GRANOS Y CEREALES

Entre más variado sea el consumo, es mejor. Incluye cereales integrales y evita los granos refinados.

PROTEÍNAS

Es preferente el consumo de pescados, aves, nueces y legumbres. Hay que limitar las carnes rojas, los quesos y las carnes frías. 

Mostrar más

Más notas

Back to top button