Close Up

SE VUELVE TENDENCIA EN TWITTER
Falso, Annabelle no desapareció

Se dijo que la muñeca diabólica había escapado de la vitrina sellada donde se encontraba

La famosa muñeca Annabelle, que ha inspirado películas de terror, se convirtió este viernes 14 de agosto en tendencia en la red social Twitter tras su supuesta desaparición de la vitrina sellada en el museo de los Warren, en Connecticut, Estados Unidos, en donde se encontraba desde 1970.

Sin embargo, la desaparición de la muñeca no es más que una especulación, pese a que Internet parece estar 100% convencido de que Annabelle “escapó” del museo. Lo cierto es que el museo paranormal de los Warren lleva ya un buen tiempo cerrado debido a una serie de incumplimientos de ordenanzas municipales de la ciudad en la que se encuentra.

Tras su clausura, todos los artefactos que se encontraban en su interior, entre los que está la temida muñeca, fueron entregados al yerno de Ed y Lorraine Warren (ya fallecidos), Tony Spera. Así lo informa la revista estadounidense Newsweek.

La confusión, explica el medio estadounidense, se agrandó debido a que una persona cambió deliberadamente la página de información de Wikipedia sobre Annabelle la mañana de este viernes para indicar que la muñeca estaba “desaparecida”. Entonces Twitter enloqueció.

INSPIRA PELÍCULAS

La historia de Annabelle sirvió de inspiración a Hollywood. En 2013 se estrenó el filme “El Conjuro”, donde narran parte de las experiencias que vivieron los Warren de casos paranormales y donde aparece Annabelle, sin embargo, en 2014 llega la historia de la muñeca al cine y recaudó cerca de 256 millones de dólares.

En 2017 regresó a la pantalla grande como “Annabelle: La Creación” (306.5 mdd) y en 2019 “Annabelle vuelve a casa” (231 mdd).

¿EVENTO PARANORMAL O FARSA PUBLICITARIA?

La muñeca fue fabricada por una juguetera infantil que comercializaba los productos de Raggedy Ann, desde los años 20. Según Ed y Lorraine Warren, investigadores de fenómenos paranormales en EU, la historia de Annabelle se remonta a finales de los años 60, cuando fueron contactados por una mujer que les comentó que su muñeca estaba “poseída”, pues se movía por la habitación.

La muñeca había sido el regalo de una madre a una joven estudiante de enfermería, Donna, quien vivía con su compañera, Angie. Las dos creían que en el cuerpo de su juguete habitaba el espíritu de la niña Annabelle Higgins, de 7 años, que había fallecido en el lugar donde compartían habitación.

Según Ed y Lorraine Warren, dentro de la muñeca no moraba Annabelle, sino un espíritu maligno. Su relato asevera que hicieron un exorcismo. Luego se llevaron la muñeca. Desde 1970 Anabelle ha sido exhibida en una vitrina de cristal sellada, en el museo familiar de los Warren, junto a supuestos objetos paranormales, en Connecticut.

La propia Lorraine Warren reconoció que la muñeca la asustaba. En uno de los videos que realizó para promocionar la película ‘El Conjuro’, la investigadora de fenómenos paranormales confesó que no miraba a la muñeca a los ojos, pues esta había causado “mucho daño a mucha gente”.

Mostrar más

Más notas

Back to top button