Editoriales

Índice – Por Eduardo J. De La Peña

Se afirma que las contingencias representan para algunos tragedia y pérdidas y para otros oportunidades, negocios y ganancias fáciles, y pareciera ser que a dos semanas del paso de “Hanna” por la región la regla se está confirmando.

Las lluvias del último fin de semana de julio arrastraron decenas de toneladas de rocas que bloquearon no únicamente la carretera 57 en el tramo de Los Chorros, sino también el ramal 648 conocido como “Los Lirios-San Rafael”, que pronto fue reabierto a la circulación, pues el material que lo obstruía fue retirado a las orillas.

Desde el primer momento se advirtió en la zona la presencia de camiones que comenzaron a llevarse el material con rumbo a los límites con Nuevo León en esa parte del área rural de Arteaga.

Pero ahora se ha movilizado maquinaria pesada, y en el predio “El 3 V” de la familia Valdés Cabello se han instalado tolvas y hasta un molino, indicios de que pudiera estarse preparando un aprovechamiento de materiales pétreos en el arroyo “La Boca”.

Retirar lo que el agua arrastró a la carretera era urgente, eso no se discute, y llevarse de ahí lo que está a las orillas también es importante para que no haya otro bloqueo, pero las autoridades deben informar con claridad sobre lo que se está autorizando y a quién se está autorizando.

Primero porque los aprovechamientos de materiales pétreos requieren concesiones federales por las que hay que pagar un derecho, ¿se pagaron?, y segundo porque se tienen que cumplir normas en materia ambiental, como el famoso manifiesto de impacto, que permita determinar cuánto se puede extraer y cómo se compensará el daño causado.

Esto tiene que cumplirse, y deben las autoridades supervisar que el aprovechamiento de los materiales vaya acompañado de trabajos para evitar nuevos deslaves.

Y en una cuestión de elemental justicia, si se está tolerando que alguien haga negocio con lo que el agua dejó, pues que haya también una aportación para la reparación de ese ramal carretero que está en pésimas condiciones.

Se había dicho que habría fondos federales en este año para esas obras en específico, pero lo único que ha cambiado en la ruta que mencionamos son las boyas que le permitieron poner a un particular para que entre más cómodo a su casa de campo.

¿Quién va a responder, la representación del gobierno federal por lo que atañe a las concesiones y las cuestiones ambientales; Obras Públicas del Estado por el mejoramiento de la carretera, o el alcalde de Arteaga por el desorden que hay en la zona?

El PAN ha comenzado a tapizar las ciudades de propaganda y por todos los sectores se ven espectaculares con su publicidad destacando la frase “El PAN gobierna bien”…

Por ahí se han escuchado sugerencias de que la dirigencia panista consulte en colonias del norte de Saltillo, donde cuando menos una vez por año se inundan debido a las obras que el ayuntamiento panista de Isidro López no hizo, para ver si alguien les da permiso de poner uno de sus anuncios.

Llega a tal grado el malestar de esos saltillenses, que hasta le han abierto la puerta a un individuo como Diego del Bosque, el diputado de Morena, que agarró la bandera y se ha ofrecido a acompañarles a las oficinas de Conagua para que gestionen las obras hidráulicas que urgen.

Quizá Del Bosque no sepa que las oficinas de Conagua en Saltillo están abandonadas desde hace años, y opera únicamente como ventanilla de recepción de trámites.

Con todo habrá que estar atentos a los movimientos del diputado de Morena, que ya se puso un paso delante de los del PRI y el PAN en este tema.

La que vuelve a dar nota es la delegada de la Sección Quinta del SNTE, Sonia Rincón, quien ahora alzó la voz para denunciar el abandono en que está el ISSSTE.

La dirigente magisterial acusa que no únicamente se carece de los materiales e insumos para que el personal médico y hospitalario se proteja del contagio de coronavirus, sino que además se tienen canceladas las consultas con especialistas y hay desabasto de medicamentos.

El presidente López Obrador minimiza este tipo de señalamientos y acusa que son inventos, pero los derechohabientes del ISSSTE lo sufren a diario como una desesperante realidad.

edelapena@infonor.com.mx

Mostrar más

Más notas

Back to top button