Tecnología

Ciberseguridad en la era del teletrabajo

El teletrabajo es uno de los grandes cambios que ha generado la Covid-19 y que se mantendrá en la nueva normalidad. De hecho, en América Latina, el 96% de las organizaciones ha implementado algún tipo de modalidad de teletrabajo. Por el lado de los trabajadores, por ejemplo, en España el 93% de las personas consideradas en una encuesta dicen que quieren teletrabajar.

Durante el Foro de Datos Seguros, organizado por la empresa tecnológica Kingston a nivel regional, Miguel Zlosilo, jefe de Estudios en la Secretaría de Comunicaciones del Gobierno de Chile dio a conocer los datos anteriormente citados y dijo que el teletrabajo tiene “externalidades positivas y negativas”. Por ejemplo, el tiempo que ahorran las personas sin tenerse que desplazar es una ventaja. Una desventaja es que, a veces, es complicado separar el tiempo laboral del personal.

Zlosilo agregó que en Chile, “como gobierno se está promoviendo el teletrabajo. Se lanzó una ley y la gente responde que esto les contribuye y les mejora la calidad de vida”, dijo el experto y añadió que la tendencia es muy grande pues incluso los grandes gigantes tecnológicos han declarado que mantendrán las condiciones de teletrabajo hasta al menos los primeros meses del 2021.

Otra tendencia que se espera que crezca exponencialmente es la del comercio electrónico. Citando a la firma YouGov, Miguel Zlosilo dijo que entre el 60% y el 80% de los encuestados evitan lugares públicos. De esos porcentajes, entre el 40% y el 60% de las personas, cuando sale, evita tocar objetos en espacios públicos.

“Eso afecta a las tiendas físicas de ventas al por menor. Por eso, la tendencia fuerte será el comercio electrónico”.

En esos escenarios, ¿qué pasa con la multiplicidad de usuarios?, ¿las redes de comunicaciones públicas son eficientes?, ¿son seguras las transacciones para realizar compras derivadas del ecommerce?. Lo que es un hecho es que cada vez más serán necesarios sistemas tecnológicos capaces de ofrecer plataformas de trabajo seguras y eficientes.

Niveles de seguridad

José Luis Fernandez, responsable de Tecnología para Kingston Technology Cono Sur identifica tres pilares de la seguridad: a nivel de software, hardware y de políticas.

Más allá de que las empresas tradicionales ofrecen soluciones de antivirus y de antimalware a sus empleados (es decir, protección a nivel de software), se debe complementar con otras acciones.

“Con el software solo no alcanza, se necesitan políticas”, dijo Fernández en referencia a que si no hay normativas y reglas y no se logran políticas exitosas que apliquen los trabajadores, es muy complicado que se tenga verdadera seguridad. “Por ejemplo, hemos visto que las empresas compran pendrives seguros pero, si las personas no lo usan, no hay implementaciones exitosas”.

El especialista señaló que hay desconocimiento de las herramientas que tienen a su alcance las personas para mantener segura la información. Y, a nivel empresarial, “lo que vemos es que muy pocas empresas meten la seguridad en este nuevo ecosistema de teletrabajo”.

Por menos de 100 dólares, aseguró Fernández, puedes implementar un sistema que soporte encriptación de datos por hardware. Pero, las empresas “no se meten en esto por desconocimiento, porque creen que es demasiado costoso y porque creen que van a matar la productividad”. Y es que, es a nivel de hardware en donde se pueden lograr grandes avances en la seguridad informática.

De lo que se trata es de implementar sistemas que se complementen. Es decir, además de instalar software eficiente, políticas adecuadas, también es importante que el hardware de los usuarios sea seguro.

Nueva generación de SSD listos para encriptarse

Anteriormente, explican los expertos, encriptar un disco mecánico llevaba horas, quizá por eso las organizaciones se muestran renuentes a encriptar las máquinas de sus trabajadores. La realidad es que en la actualidad, con las nuevas tecnologías, proteger los datos lleva segundos.

En esta era del teletrabajo en la que hay un gran impulso al tema de las actualizaciones, un upgrade para utilizar almacenamiento basado en memorias en estado sólido o SSD puede resultar una inversión que retornará muchos beneficios en materia de seguridad y productividad.

Por ejemplo, los SSD de Kingston son compatibles con protocolos de cifrado. Así, el SSD, a través de una consola centralizada de la empresa, se pueden establecer políticas de seguridad necesarias para las organizaciones.

“Nuestras unidades de estado sólido son compatibles con equipos de cómputo de cualquier marca, no se sacrifica desempeño, son seguras y se pueden gestionar remotamente a través de un end point”, dijo Fernández.

Agregó que también existen USB que están encriptadas, “Kingston tiene modelos para, por ejemplo, ligarlas a la consola de la empresa para ver dónde se están usando, e incluso resetearlas”.

Lo anterior es muy importante ya que, según Paulino Calderón, fundador de la empresa de seguridad informática Websec, hay grupos de hackers que están buscando vulnerar organizaciones de todo tipo, incluso aquellas que están trabajando en temas de salud e incluso algunas relacionadas con el desarrollo de vacunas Covid.

“Eso muestra que todos debemos estar alertas, tanto las grandes organizaciones que tiene información con propiedad intelectual hasta las personas que creen que su información no es relevante para los hackers”.

Mostrar más

Más notas

Back to top button