Editoriales

Índice – Por Eduardo J. De La Peña

En opinión de algunos enterados, los votos con los que el PRI ayudó a Morena a tener período extraordinario y posteriormente a impulsar la reforma a la Ley de Adquisiciones, no alcanzan para que nadie consiga “perdón y olvido” en sus faltas del pasado, pero sí se pudiera inscribir en la estrategia priísta para hacerse gratos ante el grupo en el poder y conseguir que no les arrebaten la presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados.

Todos los diputados del PRI que acudieron a la sesión, 26 de 46 que tiene ese partido, votaron en congruencia con el líder de su bancada, René Juárez, es decir a favor de la reforma, entre ellos los coahuilenses Rubén Moreira y Fernando de las Fuentes.

A Martha Garay, quien representa en la Cámara a uno de los distritos con cabecera en Saltillo, hay que anotarla entre los ausentes.

También votaron a favor los morenistas Miroslava Sánchez, Melba Farías y Diego del Bosque, así como Evaristo Lenin Pérez Rivera, ahora legislador sin partido, pero que es otro urgido por quedar bien con la Cuarta Transformación, y en el mismo sentido José Ángel Pérez Hernández, aún bajo las siglas de Encuentro Social.

Entre los ausentes también se cuenta a Luis Fernando Salazar y a Francisco Javier Borrego Adame, de quien hace varios días se dijo que convalecía en un hospital de Torreón y no se han vuelto a tener noticias.

Y la única coahuilense que votó en contra de esa polémica reforma fue la panista Silvia Garza Galván.

El tema de la renovación de la mesa directiva siguió vigente este martes, y ahora lo retomaron los panistas, que en voz de Juan Carlos Romero Hicks denunciaron que hay “huachicoleo” de diputados, pero que eso no debe afectar el acuerdo que se tomó desde 2018, es decir que el tercer año lo presida el PRI.

Los próximos días serán cruciales en este tironeo.

Finalmente las dirigencias del PAN y de Morena si llevaron al tribunal electoral el tema de las elecciones en Hidalgo y Coahuila, en su desesperado intento por revertir el acuerdo del INE que estableció el reinicio del proceso.

Es de esperar que en el tribunal entiendan la urgencia del caso y resuelvan en consecuencia, valorando además que no hay una previsión en la ley para el caso de que no se celebre la elección de diputados a tiempo para cumplir con el mandato constitucional de renovar la legislatura.

En lugar de complicar más las cosas, esos partidos tendrían que concentrarse en sus preparativos para la competencia que se da bajo circunstancias particulares por los protocolos sanitarios que deberán de seguirse.

El presidente López Obrador ya no habló de su visita a Coahuila, pero ahora asegura que en máximo diez días se reunirá con los gobernadores del país, en San Luis Potosí, y aseguró estar dispuesto al diálogo.
Esa es su respuesta y posición ante el reiterado llamado de la Alianza Federalista a acabar con simulaciones en la atención de la contingencia sanitaria y la crisis económica.
Dice López que “hay ruido y bulla” por la proximidad de las elecciones, pero que estará en apertura de dialogar. ¿Más ruido del que él hace?

edelapena@infonor.com.mx

Mostrar más

Más notas

Back to top button