Nacional

INVESTIGA FISCALÍA DE CHIHUAHUA
Oculta César Duarte 22 inmuebles en EU

A través de familiares, operadores financieros y prestanombres del exmandatario

Mediante familiares, operadores financieros y prestanombres, el exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, oculta en Estados Unidos 22 propiedades que no han sido detectadas por la fiscalía de Chihuahua.

Se trata de casas ubicadas en exclusivas zonas residenciales, la gran mayoría en El Paso, Texas, y algunas en Nuevo México, cuyo valor aproximado suma 6 millones de dólares. De ellas, 21 fueron adquiridas durante el mandato de Duarte en Chihuahua.

En algunos de esos inmuebles “la familia de Duarte Jáquez oculta dinero (dólares en efectivo), obras de arte, óleos y jarrones de Mata Ortiz que son del gobierno de Chihuahua”, revela un investigador privado que entregó a Proceso la lista de dichas propiedades y cuyo registro de la propiedad fue revisado por el corresponsal.

Afirma que de las 22 propiedades sólo una está en el radar de la administración de Javier Corral, quien reemplazó a Duarte en el gobierno de la entidad. “La fiscalía de Chihuahua tiene información equivocada sobre las propiedades. Los operadores del exgobernador y él mismo manejan una estrategia muy efectiva para ocultarlas”, explica.

El investigador privado dice que fue contratado por “partes interesadas” en la lucha contra la corrupción del caso Duarte Jáquez —quien enfrenta un proceso de extradición de Estados Unidos, acusado de saquear unos 3 mil 500 millones de pesos del erario de Chihuahua— y su contrato lo obliga a la absoluta confidencialidad, además de que quiere evitar represalias por parte de la familia del exgobernador.

“La fiscalía del estado de Chihuahua ignoró varios mensajes que le enviaron las personas que me contrataron y se equivoca al señalar algunas propiedades que le achacan al exgobernador. Las que comparto (con Proceso) las pueden investigar y corroborar. Es muy fácil”, comenta.

Capturado por las autoridades federales estadunidenses el pasado 8 de julio en Miami, Duarte Jáquez es acusado por la fiscalía de Chihuahua de por lo menos 11 delitos de corrupción, enriquecimiento ilícito y peculado.

“A las propiedades que no ha identificado Corral y que erróneamente sigue señalando inmuebles que no pertenecen al acusado, se añaden operaciones de millones de dólares en el estado de Quintana Roo que le maneja una de sus operadoras”, afirma el investigador.

Socios, familiares, amigos

De acuerdo con la documentación proporcionada a este semanario, la red de corrupción en Estados Unidos de Duarte Jáquez está integrada por sus familiares inmediatos, operadores financieros y prestanombres. Destacan su esposa Bertha Olga Gómez Fong, sus hijos César Adrián y Olga; su nuera Miriam Corral Vega, sus hermanos Alejandro, Mario, Carmen y Lourdes; así como operadores y prestanombres, como Elizabeth Vega Trujillo, Raúl Fernández Moreno y Everardo Medina.

La fuente confidencial estadunidense enfatiza que “todas” las propiedades en Texas y Nuevo México, “se adquirieron con dinero en efectivo”. Afirma que “varios de esos inmuebles fueron puestos en venta días después de la captura del exgobernador”.

Varios familiares inmediatos del exmandatario estatal, incluyendo a su esposa, tienen orden de aprehensión por parte del gobierno de Chihuahua.

“En Quintana Roo, donde también dediqué varios meses de investigación, localicé a la señora Elizabeth Vega Trujillo, mamá de la esposa del hijo del exgobernador, quien es una operadora de varios millones de dólares en propiedades”, sostiene la fuente.

Refiere que la suegra de César Adrián es agente de bienes raíces afiliada a la firma Remax en la Riviera Maya: “Ella le maneja varios negocios, como la Inmobiliaria y Pavimentos de Chetumal, así como la venta y renta de propiedades”.

Inmobiliaria y Pavimentos de Chetumal, S.A. de C.V., es una sociedad mercantil mobiliaria fundada en 2013, localizada en Boulevard Luis Donaldo Colosio, MZA 2, planta alta, Lote 6, Alfredo Bonfil, Benito Juárez, Quintana Roo. Coincidentemente, la oficina de Vega Trujillo tiene registrada su razón social en el Boulevard Luis Donaldo Colosio 1, en Cancún.

“Vega Trujillo se fue de Torreón a Playa del Carmen cuando Duarte Jáquez era gobernador. Le mueve millones de dólares en negocios de bienes raíces y cuentas bancarias. Su hija Miriam viaja muy seguido de El Paso a Cancún para supervisar el negocio”, afirma la fuente.

El investigador privado rechazó compartir los documentos con las pruebas que dice poseer sobre las operaciones que hace Vega Trujillo a nombre Duarte Jáquez. “Que haga su trabajo la fiscalía”, argumenta.

Y revela: “En 2013, aproximadamente, el exgobernador mandó a su hijo César Adrián a vivir a Cancún. El objetivo: desarrollar un proyecto de inversión inmobiliaria de varios millones de dólares en asociación con su amigo, el entonces gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge.

“Los dos exgobernadores priístas, con la intermediación de César Adrián, iniciaron el desarrollo del complejo de departamentos de lujo: Ynfinity, localizado frente al malecón de Tajamar de Cancún”, dice.

En diciembre de 2017 la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente clausuró el proyecto Ynfinity por irregularidades en la construcción de una torre de departamentos de 22 pisos; cada departamento costaría unos 6 millones de pesos.

“El inmueble sigue en obra negra. Se encuentra a medio kilómetro del lagunar Nichupté, cuya flora y fauna sería dañada por Ynfinity. Después de este fracaso César Adrián regresó a Chihuahua para luego ir a vivir a El Paso”, donde creó la empresa Miko Cars, la cual cuenta con dos lotes de venta de autos.

Mostrar más

Más notas

Back to top button
Close