Internacional

Isaías se debilita tras azotar Bahamas en ruta a Florida

El huracán Isaías derribó árboles y cableado eléctrico al abrirse paso por las Bahamas el sábado en su ruta hacia a la costa de Florida, al tiempo que amenazó los esfuerzos por contener la propagación del coronavirus en lugares donde se registra un repunte de contagios.

Isaías se debilitó de huracán a tormenta tropical el sábado por la tarde, si bien se espera que recupere la fuerza de huracán durante la noche mientras se dirige a Florida.

“Empezaremos a ver los impactos esta noche”, afirmó el gobernador de Florida, Ron DeSantis, durante una conferencia de prensa. “Que no los engañe la degradación”.

Isaías agrega otra carga a la población de comunidades que de antemano han sido afectadas fuertemente por otras tormentas y los contagios de COVID-19.

Las autoridades de Florida cerraron playas, parques y centros de pruebas para el coronavirus y ataron señalamientos a palmeras a fin de evitar que los fuertes vientos los arrastren.

El gobernador de Florida dijo que el estado espera apagones e instó a la población a preparar comida, agua y medicamentos para siete días. Las autoridades batallan para preparar refugios en los que la gente pueda resguardarse de la tormenta de ser necesario al tiempo de respetar el distanciamiento social para evitar la propagación del virus.

El gobierno de Carolina del Norte ordenó el desalojo de la Isla Oracoke, que el año pasado fue golpeada por el huracán Dorian. Por su parte, las autoridades de Bahamas abrieron refugios para la población de la isla Ábaco a fin de ayudar a quienes vivían en estructuras temporales desde que Dorian devastó la zona, cobrando la vida de al menos 70 personas.

Los vientos máximos sostenidos de Isaías perdieron fuerza marcadamente durante el sábado, y a las 11 de la noche eran de 110 km/h (70 mph), después de que el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés) degradó su categoría. Dijo que Isaías podría recuperar fuerza para las primeras horas del domingo.

El sábado en la noche, la tormenta se ubicaba a 130 kilómetros (80 millas) al este-suroeste de Fort Lauderdale, Florida. Se desplazaba hacia el noroeste a 15 km/h (9mph) y según previsiones se acercará a primeras horas del domingo a la costa sureste de Florida, después se aproximará a o avanzará por la costa Atlántica del estado durante el día.

Se espera que mantenga la fuerza de huracán todo el lunes para luego debilitarse lentamente mientras sube por el litoral del Atlántico. Fuertes lluvias, inundaciones y ráfagas de viento podrían azotar gran parte de la costa este durante esta semana.

A pesar del acercamiento de la Tormenta, la NASA dijo que el regreso de dos astronautas a bordo de una cápsula de SpaceX continúa sin contratiempos conforme a lo para el domingo en la tarde.

Doug Hurley y Bob Behnken se disponen a hacer el primer descenso en el mar en 45 años, después de pasar dos meses en la Estación Espacial Internacional. Se dirigen hacia el golfo de México, hacia la parte oeste de Florida, y los controladores de vuelo vigilan estrechamente la tormenta.

Isaías ha causado destrucción en el Caribe: el jueves, antes de convertirse en huracán, arrancó árboles, destruyó cosechas y viviendas y causo amplias inundaciones y pequeños derrumbes de tierra en República Dominicana y Puerto Rico. Un hombre falleció en República Dominicana. En Puerto Rico, la Guardia Nacional rescató a por lo menos 35 personas de las inundaciones que arrastraron a una mujer, cuyo cadáver fue recuperado el sábado.

Las preocupaciones por la pandemia y la vulnerabilidad de la gente que continua recuperándose de Dorian se sumaba a las preocupaciones derivadas de la tormenta.

El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, flexibilizó el confinamiento por el coronavirus debido a la tormenta, pero impuso un toque de queda de las 10 de la noche a las cinco de la mañana. Dijo que los supermercados, farmacias, gasolineras y ferreterías permanecerían abiertas hasta donde el clima lo permita.

Bahamas tiene más de 570 casos confirmados de COVID-19 y al menos 14 decesos. Recientemente prohibió la entrada de viajeros desde Estados Unidos luego de un repunte de los casos mientras se reabre al turismo extranjero.

Mientras la tormenta avanza hacia Florida, una alerta de huracán continuaba vigente de Boca Ratón a la línea del condado Volusi-Flagler, que se ubica a unos 240 kilómetros (150millas) al norte. Un aviso de marejada por la tormenta está en efecto de la ensenada Jupitar a Ponte Vedra Beach.

Paula Miller, directora de Mercy Corps para Bahamas, dijo a The Associated Press que aunque normalmente las islas pueden soportar huracanes potentes, algunas se han visto desestabilizadas por la pandemia del coronavirus y los daños causados por Dorian.

Para el centro y noroeste de Bahamas también había una alerta activa de huracán.

Dos de esas islas, Ábaco y Gran Bahama, fueron golpeadas el año pasado por Dorian, un huracán de categoría 5 que estuvo dos días sobre la zona y dejó al menos 70 muertos y más de 280 desaparecidos. En ambas hay gente que todavía vive en tiendas de campaña y las autoridades dijeron que los operarios trataban de retirar escombros antes de la llegada de Isaías.

Mostrar más

Más notas

Te puede interesar
Close
Back to top button
Close