Sociales

Francisco Álvarez Comparte el lenguaje de las flores

Crea la primera escuela de diseño floral en Saltillo

“Las flores evocan momentos muy significativos; siempre están presentes; desde el día en que naces hasta cuando dejas de existir y ahora más, la gente se deprime ¿y qué pasa? ¿con qué puedes alegrar el día a una persona triste?… Las flores tienen idioma, dicen lo que sientes, son las palabras de Francisco Javier Álvarez, quien tiene una trayectoria de 26 años en el mundo de la decoración y ahora comparte sus conocimientos a través de diplomados.

Empezamos con PAYROZ un buen amigo Rogelio Cepeda y yo… de ahí el nombre de Payroz (Rogelio y Paco) a vender flores en las graduaciones (solo había una bogeda de flores y manejaba puras rosas rojas); Sin saber hacíamos arreglos para las amistades, las amigas de nuestras mamás, familiares; precisamente fue ahí, cuando despegamos… resulta que se casó un primo y “bien aventado” les ofrecí ayuda: hicimos los centros de mesa y fue la pauta de todo lo demás.

Martha Alicia Rivera de Valdés quien junto a Carmelita Aguilar de Gutiérrez (Q.E.P.D.) se dedicaba a la decoración, nos dio el empujón, nos llevó a las bodegas de Monterrey y comenzamos de cero, sí fue mucho trabajo; a la gente le gustó el estilo. Empezamos con el pie derecho ¡nos buscaban!. Payroz vestía las bodas más importantes de la ciudad, en el Casino, Campestre, Camino Real, Candilejas, etc.

Decoramos muchos eventos de gobierno (comidas de ex presidentes, primeras damas del país); eventos sociales (bodas, XV años, bautizos, primeras comuniones); Prácticamente probamos todo en aquel entonces.

Fuimos cómplices de los clientes y sin lugar a dudas tocamos su corazón con nuestras creaciones; ese reconocimiento va para nuestro equipo, responsable también del éxito conquistado.

NACE EL INSTITUTO PROFESIONAL DE DISEÑO FLORAL PAYROZ

Con Verónica empezamos una nueva etapa; Hace siete años teníamos la inquietud de crear una escuela de diseño floral y gracias al apoyo de Iván Esparza, empezamos aquel 7 de mayo con 20 alumnos; hoy poniendo en práctica la frase del instituto: “Compartir para crecer”, hemos tenido casi 100 alumnos, algo muy significativo. En el diplomado, los veo contentos de hacer bonitos diseños; les gusta tomar las clases y eso es invaluable; cuando terminan, ya no se quieren ir porque están muy agusto… eso es: “Floraterapia”.

La contingencia

Con la pandemia se cerró la puerta, ha sido un aprendizaje muy importante, el gremio floral estamos batallando; pero vamos a salir de ésta porque al final somos mexicanos, muy trabajadores; saltillenses que le echamos muchas ganas y con mucho potencial, talento y el apoyo de la sociedad.
Los floristas estamos “medio asociados”, algo que se debió haber hecho desde hace mucho tiempo; ojalá cuando pase esto se siga trabajando así; somos celosos de nuestro trabajo pero con esta unión, todos podemos ganar.

Escribirá un libro

Quisiera hacer un libro no de arreglos florales, sino de las vivencias de 26 años, de crecimiento con altas y bajas (alegrías, tristezas) y muchas satisfacciones. Una parte de nuestro éxito, es la constancia; hubo días muy pesados, clientes muy especiales pero con la experiencia “agarras callo”, como dicen. La mayoría te lo dice al día siguiente de su evento: superaste mis expectativas y eso da mucha satisfacción; mucha gente me conoce, te recuerda, lo que me se me hace sentir ¡bien padre!.
Mis papás Laura Elena Gil Aguirre (finada) y Francisco Antonio Álvarez García (finado) deben de estar muy orgullosos porque crecí con su ejemplo de trabajo y ha sido el sello de mi trayectoria.

A detalle:
Francisco Javier Álvarez es originario de esta ciudad y de profesión licenciado en Ciencias de la Administración, casado con Verónica Nájera de Álvarez y sus hijas Mariana y Verónica.”

Mostrar más

Más notas

Back to top button
Close