MiscelaneaSociales

Alimentos que aceleran el metabolismo

1. CEREALES INTEGRALES.

El cuerpo necesita ingresar una serie de carbohidratos diariamente, los cuales sirven como fuente de energía. Es básico, por tanto, saber que es preferible elegir la versión integral de los cereales que nos encontramos en nuestro día a día para quemar grasas: trigo, avena, arroz, maíz. En todas las dietas y recomendaciones sobre alimentación aparecen los cereales integrales, ya que el cuerpo utiliza el doble de energía a la hora de digerirlos que con los cereales refinados.  Por otro lado, sacian más y contienen elementos nutritivos esenciales como la vitamina E, cinc, magnesio, vitamina B6 y por supuesto fibra. Los productos elaborados con cereales integrales se extienden mucho más allá del pan y los cereales del desayuno: podemos comer pasta integral, arroz, o usar harinas integrales para nuestras recetas.

2.  CARNE MAGRA Y PESCADO.

Las proteínas que contienen las carnes magras estimulan la activación del metabolismo en su digestión y consumen mucha energía (el 30 por ciento de las calorías que contiene). Se recomienda tomar las piezas de carne que menos grasas contienen como la pechuga de pollo, el pavo, el conejo, o el solomillo y el lomo en la carne vacuno y el cerdo. Es importante retirar la parte grasa que contenga la carne, si no el aporte de lípidos será mayor que el desgaste. Los huevos, por su alto contenido proteínico, cumplen la misma función.  La carne magra estimula la activación del metabolismo

3. LÁCTEOS BAJOS EN GRASA .

Los lácteos descremados aportan vitamina D y calcio, tienen pocas calorías y un gran efecto saciante. Además, de nuevo las proteínas de la leche harán poner en marcha el metabolismo.

4. TÉ VERDE Y CAFÉ.

Las propiedades del té verde como antioxidante son conocidas, pero a este estimulante se le añade otro compañero con también alto poder antioxidante: el café verde. Esta versión del café común (se trata simplemente del café no tostado) contiene propiedades adelgazantes reconocidas y de hecho en el mercado es difícil encontrar si no es en cápsulas o productos de adelgazamiento con extractos del mismo.  Al igual que con el té verde, los especialistas en nutrición recomiendan la ingesta de entre 2 y 4 tazas de té o café al día para tener los antioxidantes suficientes en una dieta habitual, como se puede leer en el Tratado de nutrición de Ángel Gil.

5. LENTEJAS.

La cantidad que puede contener una taza de lentejas aporta el 35 por ciento del hierro necesario cada día. Aunque en principio el hierro no se relacione con la grasa, todo tiene que ver con adelgazar y quemar calorías. Enciende tu metabolismo, cuando falta un nutriente, el metabolismo se ralentiza porque el cuerpo no está recibiendo lo que necesita para funcionar eficientemente.

6. CHILES Y PIMIENTOS PICANTES.

El chile, la cayena o los pimientos rojos picantes constituyen un excelente aporte de vitamina C (más antioxidantes), pero además contienen otro elemento no tan conocido por su nombre sino por los sudores que provoca: la capsaicina. El componente activo que da el picante a estos alimentos disminuye los lípidos corporales mediante un mecanismo que motiva la muerte celular de las células grasas inmaduras.

7. FRUTAS.

A las frutas se les atribuye el calificativo de adelgazantes sobre todo porque sacian el hambre y la sed debido a su alto contenido en agua, como la sandía y el melón, por ejemplo. Ambos son bajos en calorías, contienen muchos nutrientes y vitamina C y D.

Mostrar más

Más notas

Back to top button
Close